Una Historia de Fútbol

[google-translator]

Mientras estoy en países donde los gentes hablan español, voy a escribir en español. Puede traducir con Google Traductor.

Quiero contarles mi mejor historia de la semana pasada…

Yo compré un balón de basquetbol y fui con mi amigo del hostal a la cancha. Mi amigo es de Irlanda, y lo llamamos “Rojo” de cariño.

Cuando llegamos, había niños jugando fútbol en la cancha. La cancha tenía aros de baloncesto y canchas de fútbol. Después de una hora, los niños nos invitaron a jugar con ellos. Durante el juego, un niño pateó muy fuerte el balón y este fue a parar demasiado lejos del campo de juego, y había mucho tráfico. La calle estaba muy empinada y el balón rodó hacía abajo muy rápidamente. Un niño corrió detrás del balón, entonces, después de dos o tres minutos, empezamos a jugar con un balón diferente. Pero, ¿Adónde fue el niño por el balón? No sé. No regresa. Continuamos jugando fútbol y mi equipo le ganó al equipo de Rojo en todas las rondas porque los jugadores de mi equipo eran mayores más veloces que los del contrincante (Rojo).

Después de cuatro rondas, también un niño volvió a patear el balón muy fuerte y lo lanzó muy lejos. En esta oportunidad, yo fui por el. Cuando salí corriendo, los niños gritaron, “¡Rápido, rápido!” Corrí y corrí bajé y después de tres cuadras, un hombre me dijo, “¡Allí, allí!” y él me señaló con el dedo hacía donde este se dirigió. Seguí bajando la montaña, y otra persona me dijo lo mismo. Después de dos cuadras más, un hombre finalmente pateó el balón hacía mí, y hasta aquí llegué.

Mi búsqueda duró más de quince minutos, y ahora sé a dónde fue el niño. ¡El niño corrió hacia abajo y no regresó ya que estaba muy cansado!

Yo corrí lentamente y me devolví al campo de juego. Hasta que atardeció y el juego terminó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *